Diamond Peel Corporal

¿Querés tener una piel radiante? Entonces este es el tratamiento indicado para vos. El Diamond Peel es un peeling mecánico con partículas de diamantes naturales, que da resultados de una manera más profunda y menos agresiva. Nos permite exfoliar la piel de forma profunda, eliminar las capas más superficiales de células muertas y llegar hasta las más profundas para recuperar la luminosidad de la piel. Es una técnica para pulir, reavivar, rejuvenecer y reparar la piel, mediante un método no invasivo.

Este método, basado en la microdermoabrasión, estimula la producción de células cutáneas, mejora la textura de la piel y elimina las impurezas. Gracias a las puntas de diamante es posible eliminar las células muertas, mientras se incrementa la producción de nuevas.

¿Qué ventajas tiene?

Diamond Peel tiene la ventaja de poder acceder a zonas difíciles de llegar. No tiene efectos adversos y el paciente se recupera en forma espontánea.

¿En qué consiste el tratamiento?

El tratamiento dura 20 minutos por sesión, de los cuales los primeros 10-15 se trabaja con el Diamond Peel y el resto del tiempo se      coloca una máscara descongestiva y nutritiva según la necesidad del paciente. La cantidad de sesiones depende del criterio médico y del tipo y cantidad de estrías a tratar.

En sí, el Diamond Peel consiste en la realización de un masaje con movimientos circulares penetrantes llevado a cabo con un dispositivo compuesto de cabezales circulares recubiertos de partículas de diamante. Estos cabezales pueden ser de diferentes tamaños y con diferentes intensidades de succión, en función del resultado que se quiera conseguir en el paciente, el tipo de piel y el lugar del cuerpo que se estén trabajando.

El peeling de diamante está conformado por dos técnicas que se complementan para lograr el mejor resultado. Mediante la abrasión se consigue la eliminación de las impurezas y células muertas de la piel para que esta esté más suave; mientras que por medio de la técnica del vacío de la presión negativa se produce una descompresión de los tejidos tratados, se estimula la producción de colágeno y se mejora la circulación sanguínea

Está indicado para todo tipo de pieles, tanto grasas como secas, claras u oscuras. Has de tener en cuenta que, en las pieles bronceadas (por el sol o métodos artificiales), se corre el riesgo de que con la exfoliación y eliminación de los tejidos y las células muertas se pueda eliminar también parte del bronceado, por lo que es recomendable realizar este tratamiento durante los meses de invierno, en los que la piel tiene su tono natural, aunque ello no impide que se pueda realizar también en verano.

¿Qué se puede tratar con Diamond Peel?

  • Estrías
  • Manchas de la piel
  • Cicatrices profundas
  • Líneas finas y pequeñas arrugas
  • Piel con acné
  • Piel con poros abiertos
  • Cicatrices de acné
  • Pigmentación anormal
  • Piel dañada por el sol

En Flebella® las zonas corporales más tratadas suelen ser brazos o espalda.

¿Cuáles son los resultados?

  • Resultado hidratante, plastificante y elastificante de la piel.
  • Suavizante y agente de confort cutáneo
  • Efecto renovador y afinante de las capas superficiales de la piel.
  • Efecto anti-age: atenuador de pequeñas arrugas (por estimulación de la producción de colágeno)
  • Atenúa las estrías y al tacto no se palpan. Su tamaño disminuye gracias a la estimulación de la producción de colágeno y elastina
  • Normalizador del ph de la piel (defensa antimicrobiana)
  • Mejoramiento de la textura de la piel.

Indicaciones Post – Diamond Peel

Se realiza generalmente un mantenimiento de una sesión por mes o cada dos meses dependiendo en cada caso en particular. Se indica tratamiento de mantenimiento domiciliario también:

  • Tras la realización de un peeling de diamante es muy importante mantener la piel hidratada mediante el uso de una buena crema hidratante
  • Se debe proteger la piel tratada de los rayos UVA, evitando la exposición directa al sol al menos durante las 72 horas posteriores a la realización del tratamiento.
  • Se deberá lavar con agua fría a templada y con jabón neutro.
  • No aplicar cremas pulidoras o que contengan ácido hasta 24 hs después del tratamiento
  • No deberá rascarse, aunque sienta cierto prurito.
  • Usar protector solar siempre (factor 15 o más), renovándolo cada dos horas.

Debemos mencionar que para conseguir los mejores resultados, son necesarias varias sesiones, cuya frecuencia y cuyo número dependerán del tipo de piel y problema a tratar (si es una limpieza profunda o un tratamiento para eliminar manchas o cicatrices), pero la media suele ser de entre cuatro y doce sesiones. Teniendo en cuenta lo arriba expuesto, podrá realizar sus tareas habituales.